Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Puedes consultar nuestra Política de Cookies y cómo modificar la configuración aquí.

Emplear software libre y gratuito en ordenadores del Ayuntamiento.

Iconoo medina1516 Tapia de Casariego, España - Puntos: 1857

31 Diciembre 2014

 

  • 17
  • 0
  • 277
El Ayuntamiento de Santander proporciona numerosos servicios públicos, y en muchos de esos servicios públicos se emplean ordenadores, y todos los ordenadores tienen un sistema operativo, por lo que si se hacen cambios en el uso de un sistema operativo u otro el resultado será significativo.


Hoy en día, muchos ordenadores (tanto de administraciones públicas como de uso personal) emplean software que no es libre (no conocemos su código, su composición interna), y mucho menos gratuito (su licencia supone un coste, que puede ser más o menos importante, pero que si lo multiplicamos por los cientos o miles de ordenadores y dispositivos que puede haber en un instituto, ayuntamiento, escuela o museo supone un coste que no podemos obviar), aunque en (muy) pocos casos no se puede cambiar un SO de pago por otro libre y/o gratuito, bien porque no valga la pena, o el segundo no pueda realizar la tarea del primero, en muchos otros casos sí se puede hacer dicho cambio, con numerosas ventajas.


Se fomenta la industria local, pues se pueden crear SO personalizados o configurados para que den el mejor servicio posible al Ayuntamiento de Santander o a otros organismos de la ciudad (por ejemplo, en Cantabria se ha realizado LinuxGLOBAL, que es una distribución Linux) y se obtiene mayor independencia del proveedor (dado a que si el software no libre aumentara el precio de sus licencias o cambiara sus características, dejando de ajustarse a las necesidades del organismo público, no afectaría a este, porque puede buscar otro software gratuito que se ajuste mejor o hacer el suyo propio, lo cual da mayor flexibilidad (no es lo mismo un programa pensado para estudiantes de primaria que otro para gestionar las ventas de billetes de autobús)).


Aparte, los estándares de los archivos son abiertos, lo cual facilita su edición, y distribución a través de dispositivos, por distintos que sean. La seguridad aumenta, pues conocemos el código de estos programas (por muy conocida que sea una empresa, si no conocemos el código de sus programas nunca podremos saber a ciencia cierta qué hace dicho programa), y hay datos que maneja un ordenador de una administración pública que pueden ser muy sensibles (DNI, datos bancarios, expedientes,…).


Por último, pero no por ello menos importante, muchos SO que no son libres antes o después se quedan obsoletos, pues su empresa deja de ofrecer servicio técnico a dicha versión para dedicarse a las siguientes, lo cual implica más gastos en licencias o quedarse con la actual, con el riesgo de seguridad que implica y la falta de compatibilidad con nuevos archivos y programas. Como en muchas ocasiones es necesario guardar archivos y documentos de hace años o décadas, el software libre puede ser una ventaja para conservar dicha información.


Aunque pueda tener algún inconveniente el software libre y/o gratuito (falta de compatibilidad con algún hardware o videojuegos (algo que podría ser importante en ordenadores personales, pero no en la administración pública), instalación y uso ligeramente más complicados), sus ventajas son considerables (coste, libertad de copia, modificación, mejora, uso y redistribución, mayor seguridad, fiabilidad e independencia).


De la misma forma que se explican las ventajas del SO libre y gratuito, también puede aplicarse a otras aplicaciones: ofimáticas, educativas,...


En Asturias, que es el lugar del que puedo dar más información, la escuela, instituto y universidad en los que he estado hasta el momento y otros edificios gestionados por la Administración Pública empleaban en su mayoría (por no decir en su totalidad) software no libre, por el que se han tenido que pagar numerosas licencias.


En el caso de que en Santander la situación sea similar, o una parte considerable de los ordenadores y dispositivos que pueden llevar software libre y/o gratuito no lo llevan, debería considerarse este cambio, por sus numerosas ventajas y pocos o ningún inconveniente; empleando los gastos ahorrados en otros servicios públicos donde pudieran ser necesarios.

 
Idioma

Spanish - Español

Categoría

Tecnología e innovación

Co-innovadores:

Dedicado a:

Etiquetas: software libre gratuito ordenador ayuntamiento ahorro beneficio

Añadir nuevo comentario:


Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario


Accede! Nuevo usuario? Registrate!

Comentarios

ver todos